Nocilla es una marca histórica que pertenece a Idilia foods, una de las dos empresas en las que se disgregó Nutrexpa. Es una marca que para los que ya tenemos una edad forjó nuestra infancia tanto en los recreos del colegio como en las fiesta de cumpleaños; en su día representaba para los padres un alimento saludable ( leche, cacao, avellanas y azúcar…como podía ser malo…) y para los hijos un bocadillo de chocolate!

Para recuperar ese espíritu Nocilla acaba de estrenar una nueva campaña de publicidad, Bocadillos de felicidad, basada en un espot de televisión con banda sonora de los Hombres G.

Esta campaña nos ayuda a ver las diferencias entre consumidor y comprador, cómo pueden ser personas diferentes y cómo se influencian mutuamente.

Para empezar os dejo el vídeo del espot por si no lo habéis visto…

 

Está claro que pese a que el consumidor al que se dirige es de una edad entre 7 y 14 años aproximadamente, la campaña impacta de lleno en el segmento que os comentaba al cual pertenezco yo ( generación X, sobre los 40 años), y no impacta hablando del producto, sino como hemos comentado en otras ocasiones impacta vinculando sentimientos y emociones.

¿Música de hombres G? ¿copy que remite a nuestra infancia? Realmente la campaña llega a los compradores, ahora padres que pueden introducir la Nocilla en la dieta de sus hijos, no ya con el argumento de que sea saludable o de que es práctica, sino porque un bocadillo de Nocilla fue en su día para nosotros un bocadillo de felicidad.

Me gusta la campaña, quizás porqué aunque no soy padre si que me trae recuerdos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Síguenos en nuestro blog!

Encontrarás contenido que te ayudará a que tu marca esté más cerca de tus clientes…

Gracias por Suscribirte