Hace ya 10 años que el ex editor de la revista Wired, Chris Anderson, escribió “La economía Long Tail”, un libro que fue una revolución en su momento por ser el primer planteamiento en el que a través de la teoría de la “Larga Cola” se abogaba claramente por un mercado de masas convertido en mercado de nichos debido al uso de la tecnología.

 

Tras esos 10 años, el mercado no se ha convertido al completo en un mercado de nichos, como él predijo, pero sí que hoy en día conviven los nichos tal como los explicaba Anderson con un mercado de productos de consumo masivo.

 

Tal como explicaba él, los nichos formados por personas con unos intereses determinados y minoritarios han existido siempre, pero el gran cambio se produce por la aparición disruptiva de la tecnología que permite que esas personas aisladas conformen una comunidad, un nicho de negocio para quien atienda sus gustos.

 

La existencia de estas comunidades favorece a las pequeñas organizaciones que tienen una mayor capacidad para cuidarlos, para tratarlos de tú a tú, entender sus necesidades y cubrirlas de manera más cercana, especializada y eficiente que las grandes empresas.

 

Ya no se trata sólo de que esos nichos conformen mercados muy pequeños que no interesan a los grandes operadores, sino que la necesidad de conectar de manera emocional con esas comunidades es imposible para estas grandes empresas.

 

Por ejemplo, existe un nicho de mercado que conozco en torno a los aficionados al afeitado tradicional; esto es los hombres a los que les gusta utilizar cuchillas, brochas y jabones de los de “siempre” y no los productos de las grandes multinacionales presentes en las grandes superficies, y ¿quién saca provecho de ello?

 

Existen empresas que se han especializado en ese sector en todos los niveles de la cadena de valor, tanto fabricantes que han podido recuperar marcas antiguas o que han lanzado marcas nuevas, como tiendas online y también físicas que se han especializado en conocer todas las novedades del mercado, tener un stock amplísimo de todo tipo de productos, pero sobretodo se han preocupado en conocer y aconsejar a sus clientes, que pasan de ser usuarios a casi coleccionistas de esos productos.

 

Existen muchísimos nichos de mercado que suponen una gran oportunidad y un reto para aquellos emprendedores o pequeñas empresas

 

Estas empresas, como las del ejemplo, deciden especializarse los nichos, y tendrán éxito si además de entender ese nicho desde el punto de vista de la oferta y la demanda también lo entienden desde el punto de vista emocional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Síguenos en nuestro blog!

Encontrarás contenido que te ayudará a que tu marca esté más cerca de tus clientes…

Gracias por Suscribirte