Hola Adolfo,

Eres el primero en ser entrevistado para explicar el concepto de marca personal aplicándolo a personas no conocidas y que tan siquiera se plantean el hecho de poseer una marca personal; te he explicado qué es una marca personal ¿alguna vez has pensado que tenías marca personal?

La verdad es que es un concepto en el que nunca había pensado; como he hecho muchas actividades durante mi vida he sido más o menos reconocido, pero nunca me había planteado el hecho de la marca personal, digamos que es algo que ha quedado siempre fuera de mis preocupaciones…

La marca personal se basa en quienes somos realmente, muchas veces aquello que nos hace diferentes son experiencias vitales que no acostumbran a estar en los curriculums, explícanos un poco cual ha sido tu trayectoria hasta ahora.

Desde que tengo uso de razón he estado vinculado a la naturaleza.

Me crié en una finca agrícola y mi niñez se hizo a ritmo de agricultor. Pasé de jugar entre viñas, olivos y campos de cereal a realizar mis primeras tareas agrícolas y así conseguir un poco de dinero para mis futuros proyectos como una batería o mi primera moto.

Con 12 años me enviaron a estudiar a un colegio religioso, famoso en aquella época por su dureza y meter en vereda a los que como yo no nos centrábamos en los estudios y es que había fuera tantas cosas que hacer y aprender, que creo, que mi imaginación inquieta, no me dejaba hacer los deberes después de las clases. Esto me apartó momentáneamente del campo, al que volvía siempre que podía en vacaciones y para seguir consiguiendo con mi trabajo algunos ingresos extras para lo más importante en esos días cercanos a los 15, que era la música. Fundé una banda en la época de la famosa movida madrileña, a la par que Siniestro Total, Alaska y los Pegamoides, Radio Futura, etc. Nuestra carrera fue vista y no vista, tres conciertos de los cuales solo uno terminó completo, el resto caos y silencio en una sociedad de pueblo que no entendía a unos niños con crestas, pelos de colores y letras absolutamente incordiantes y disparatadas.

Tras esto decidí no ir al servicio militar, pero aún faltaba y mis únicas dos opciones era volver a estudiar o volver al campo, pero un buen día cambie de opinión y después de escuchar tantas veces de la mili no te libraras, pues decidí irme cuanto antes y voluntariamente. Pero no a un cuartel, a hacer instrucción, guardias y recoger colillas. No, yo tuve la osadía de alistarme en los cuerpos de operaciones especiales, eran los tiempos aún de la transición y la dureza campaba a discreción, aunque creo, entendible. Ya que nos formaban para ser los mejores, o eso dicen. Tras un largo periodo y una oferta para quedarme como profesional, por motivos de familia regresé a mi casa y a las tareas agrícolas, aunque ya con el gusanillo de las montañas enganchado a mis entrañas.

En unos meses decidí empezar a escalar duro y a formarme como técnico de deportes de montaña. Comencé a escalar por todo el mundo y conseguí un beca como deportista de élite, por lo que me centré en trabajar desarrollando programas de actividades en el medio natural y seguir escalando. En esta época lo probé todo, llegaron las primeras BTT, los parapentes, el descenso de barrancos y el snow.

Creo que esto es parte de mi manera de ser, soy inquieto y curioso por saber más. Atrás quedaron intentos fallidos como: servicios de seguridad y además de algunas aficiones como la vela, el buceo y el motocross. Pero había que escoger y mi trayectoria se encaminó a ser un profesional de la montaña, primero como técnico en varias modalidades y más tarde como guía de alta montaña.

Una parte muy especial en mi vida fue la petición para entrar como parte del equipo de formadores de la Escuela Española de Alta Montaña en Benasque. Donde formé a deportistas, técnicos y aspirantes a guías de montaña.

¡Toda una historia! Imagino que todo esto te ha dado una visión de la vida un tanto diferente a la habitual, ¿qué habilidades crees que has aprendido durante ese tiempo que te facilitan tu trabajo?

Pues no lo sé, quizás sea un poco imprudente elogiarme a mi mismo. Por lo cual a esto te contesto por boca de otros y tu les pones los adjetivos o el nombre. Dicen que soy muy expresivo y esto me ayuda para saber explicar. Dicen que tengo habilidad para mostrar y enseñar y presto mucha atención a las personas que formo. Me involucro mucho, soy bastante tenaz y creo que demasiado en los proyectos a los cuales les dedico, no solo mis ideas, si no también parte de mi corazón, por lo que me siento muy identificado con ellos. No soy muy listo pero creo que sí muy trabajador, aunque con los años uno se va tomando las cosas sin tanta explosividad y entonces soy como un motor diesel o un deportista de largas distancias.

Ahora te dedicas a la gestión del medio natural en tu empresa Naturaleza del Sur ( www.naturalezadelsur.com ). En Naturaleza del Sur tenéis diferentes servicios desde los más relacionados con el público como los tours, hasta los relacionados con la gestión profesional por parte de administraciones o empresas. ¿Dónde crees que tu experiencia marca la diferencia?

Pues creo que Naturaleza del Sur no existiría sin la experiencia vivida; entre algunos trabajos y algún viaje, fundo mi primera empresa relacionada con la montaña (año 91) en este caso de ventas de material y vestimenta de montaña. La mantuve 6 años, hasta que decidí crear una empresa de actividades (año 97) con algunos compañeros, que aún hoy sigue funcionando dirigida por mi mujer, también técnico de montaña.

Actividades como: escalada, senderismo, alpinismo, descenso de barrancos, competiciones deportivas y piragüismo, la formación técnica a grupos relacionados con la seguridad : Protección Civil y bomberos. Además de una de mis pasiones: el diseño y montaje de instalaciones de escalada. Me hicieron seguir llenando mi inquietud por la enseñanza y una parte más de mi curiosidad que es la construcción de estructuras de escalada.

Tras distintas lesiones y una enfermedad latente de larga duración que me imposibilitó seguir en activo como guía de montaña, decidí montar una nueva empresa de servicios en el medio natural de una forma distinta y pensando en mostrar todos esos recursos que nos rodean, Naturaleza del Sur, en la cual actualmente intentamos desarrollar proyectos novedosos que tienen que ver con la fotografía, la manera de mostrar los recursos naturales, etnográficos, patrimoniales y culturales.

Así como la ejecución de proyectos para asesorar y dinamizar estos espacios, con mobiliarios, señalización y edificaciones, pensadas para un fin útil y en sintonía con el medio ambiente.

La marca personal tiene mucho que ver con cómo nos ven los demás, de hecho se puede definir como la “marca” que dejamos en ellos. Hablando con tus clientes es sorprendente cómo valoran el haberte contratado, ya sea por tus cualidades profesionales como personales. El hecho de ser tan valorado ¿se refleja en el negocio?

Jajajajaj! Intentamos hacer las cosa de manera diferente, trabajamos duro y creemos que dejar satisfecho al cliente es básico… me alegro que las personas que han trabajado con nosotros piensen eso… y sí, creo que hacer las cosas bien hechas afecta al negocio, que los clientes tengan la sensación de que hacemos las cosas bien es la mejor manera de conseguir que la empresa siga funcionando, incluso en épocas más difíciles, como las que nos han tocado vivir. 

Un saludo y muchas gracias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Síguenos en nuestro blog!

Encontrarás contenido que te ayudará a que tu marca esté más cerca de tus clientes…

Gracias por Suscribirte