Dentro de los vinos Rioja existen dos diferentes aproximaciones, la de los vinos de autor más modernos en cuanto a sus etiquetas y a su imagen general ( también diferentes en cuanto al producto, por supuesto) y la de las marcas tradicionales con vinos de éxito contrastado, que suelen tener una imagen más clásica, entre ellos destaca Marques de Riscal.

Marqués de Riscal ha sido siempre una marca reconocida por sus vinos, desde hace años también reconocida por la arquitectura de sus bodegas y por el hotel de Frank Gehry que está en sus instalaciones; pero mi sorpresa ha sido encontrar un anuncio de la marca protagonizado por un “moderno”, un “hipster” barbudo con cierto aire “vintage”, todo ellos conceptos que han estado muy en boga en estos momentos.

La pieza en cuestión es una anuncio de prensa, y como decía, el motivo principal es un hipster que aparece sobre un fondo donde está dibujado el perfil del hotel sobre un campo de viñas. En cuanto a texto tiene bastantes cosas interesantes, empezando por el tagline que aparece bajo el logo de la marca “Tradición en movimiento” , en el resto del copy se hace referencia a la conjunción entre tradición y modernidad, que es la imagen que intentan transmitir con la pieza.

Me gusta que hayan querido buscar esa conjunción que creo que funciona muy bien con la marca, creo que la tradición y la historia que tienen se une bien al concepto “vintage”; me gusta la gráfica del anuncio y los colores elegidos y creo que en definitiva esta campaña es muy valiente, requiere cierto coraje intentar romper con la imagen de la marca, que se está envejeciendo de manera muy rápida, para abrirla a nuevos consumidores.

¿Qué no me gusta de la campaña?

Quizás lo que más me disgusta no está en la campaña en si, si no en el resto de elementos de identidad de la marca. Su web no ha cambiado, se ve antigua y no incluye ninguna referencia a la campaña, ni gráfica ni sobre el texto. No aparece el tagline del anuncio junto al logo ni se hace referencia al eje de la campaña, esa conjunción entre modernidad y tradición; claramente hay una falta imperdonable de coherencia entre la campaña y la web. Como consumidor de vino lo primero que hice al ver el anuncio fue entrar en la web, y como vi que no tenia nada que ver con lo que me explicaban en el anuncio me fui, con cierta decepción.

En cuanto al anuncio propiamente dicho, peca de algo que he visto más veces en otras campañas, que es intentar ser moderno con una imagen que ya está ligeramante en decadencia. Me explico, un hipster era rompedor hace unos años, hoy en día no podemos decir que es moderno, porque la imagen de los hipsters se ha masificado; eso si reconozco que incluir un hipster en una campaña de un sector que tradicionalmente es muy conservador como es el vino de Rioja si que se puede considerar valiente, como he comentado antes.

Como resumen diría que la campaña en si me parece positiva, tanto para la marca como para la renovación de imagen de la DO; eso si me parece un gran error que la campaña esté aislada del resto de la comunicación de la marca, un error que hace que la campaña pierda su valor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Síguenos en nuestro blog!

Encontrarás contenido que te ayudará a que tu marca esté más cerca de tus clientes…

Gracias por Suscribirte