Aprender cómo diferenciar una marca debería ser uno de los principales propósitos tanto de aquellos que empiezan con un negocio, como de aquellos que ya lo tienen y nunca se lo han planteado.

 

Durante el tiempo que llevo trabajando en consultoría he podido darme cuenta de que tanto unos como otros muchas veces no han trabajado sobre los motivos que les llevan a crear esos negocios, o sobre las cualidades de ellos mismos, de aquello que hacen que son la base de que sus marcas sean diferentes.

 

Muchas empresas o emprendedores que empiezan no se han plantado cómo diferenciar una marca.

 

Mi experiencia durante este tiempo es que realizar un trabajo estratégico previo a entrar en trabajos de branding o de comunicación, basado en el estudio de la propuesta de valor nos ayuda a tener claros esos puntos de diferenciación que hace única nuestra propuesta, nuestra marca.

 

Para hacerlo en meijide utilizamos algunas técnicas, como el CANVAS, que ya hemos comentado en otras entradas como Construir los cimientos con CANVAS  o Trabajando el público objetivo con CANVAS,  pero siempre empezamos cualquier análisis utilizando el simple, pero efectivo, Círculo de Oro de Simon Sinek.

 

La teoría detrás del Círculo de Oro explica que la verdadera diferenciación de una marca de éxito está en por qué hace lo que hace. Eso sí, para poder  llegar a ese por qué primero deberemos trabajar dos preguntas anteriores según vemos en la imagen que acompaña a esta entrada.

 

  1. ¿Qué? Responde básicamente a qué hacemos, tan simple como aquello a lo que nos dedicamos. Cuando comunicamos el qué de nuestra marca no nos diferenciamos en absoluto de otras marcas que hacen exactamente lo mismo.
  2. ¿Cómo? El cómo sí responde a una diferenciación, si lo hacemos mejor que otros, si damos un mejor servicio nos diferenciaremos y seremos lo elegidos, pero ¿es suficiente?

Y por último,

  1. ¿Por qué? El por qué es aquello que nos motiva a hacer lo que hacemos, no es algo material ni un servicio, es puramente emocional; ¿lo que hacemos es vocacional? ¿tenemos una motivación profunda? ¿queremos cambiar nuestro entorno? ¿ayudar?

 

La fuerza del por qué subyace en la potencia de las propias emociones humanas; si el por qué tras una marca está en línea con nuestras propias motivaciones, si mueve nuestras emociones la elegiremos siempre que cumpla con el qué y el cómo, y por encima de otras marcas que cumplan igualmente en lo material pero no trabajen su parte emocional.

 

En meijide trabajamos cómo diferenciar una marca tanto en nuestros servicios de Marca Corporativa, como con atención especial a los emprendedores en Emprender con marca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Síguenos en nuestro blog!

Encontrarás contenido que te ayudará a que tu marca esté más cerca de tus clientes…

Gracias por Suscribirte